Publicado el

Bodas Reales: Elegancia en blanco y negro llega al desierto

Hay escenarios que se utilizan infinidad de veces como el mar, los bosques, y tantos sitios tan bonitos, pero ¿el desierto? ¿A que no habéis ido a una boda en el desierto? Pues aquí os traigo una boda en blanco y negro muy desértica y ya os veo corriendo a reservar sitio en Almería!

Hoy todos buscamos bodas que nos identifiquen, que reflejen nuestra esencia, nuestra manera de ver la vida, pero no siempre podemos lograrlo. Creo que esta pareja nos muestra en esta boda quienes son con toda claridad. Son personas abiertas, que buscan en la vida la belleza de la simpleza, pero cuidando cada detalle.

Bodas en Blanco Y Negro en clave latina

Bailey y Josué nos cuentan en esta boda que son una pareja moderna, y que algo de la cultura latinoamericana dice presente en esta relación.

Estos novios eligieron casarse en las instalaciones de Rimrock Ranch Pioneer en California, un sitio pensado para quienes buscan algo diferente. Para darle un look personal los novios viajaron a Puerto Nuevo en México para comprar mantas y diferentes ornamentos para decorar el sitio. Pero claro, uno piensa “desierto+mexico=boda multicolor” y nada más lejos de la realidad. La sobriedad y elegancia han dicho presente sin que la boda perdiera su esencia.

Usaron  el blanco y negro como matriz para toda la decoración. En la ceremonia la decoración consistía en un círculo blanco sobre un fondo de piedras profundas y agrietadas. Esta gigante esfera decorada con cardos y vegetación típica del sitio, representaba para los novios la unidad, la santidad y la naturaleza eterna del compromiso.

Bailey lució un vestido inspirado en las vestidos tradicionales del vestido de novia panameña de donde es originario el novio. Las damas de honor lucieron también versiones de este vestido adaptado para la ocasión.

La decoración, sencilla y exquisita en blancos con apenas detalles negros, se distingue sobre este entorno rústico y atípico. Los sofás con tapizado blanco, sobre una alfombra marroquí acompañando los colores elegidos son un acierto total para que los invitados tomen un descanso. Bloques de hormigón con velas completan cada esquina de esta boda.

La simpleza de una mesa bien puesta

Pero me gustaría hacer una mención especial de las mesas. Su sobria y  cuidada decoración me ha dejado enamorada completamente.

Sobre oscuras mesas se colocó un volátil camino de meses de gasa blanca, generando una sensación etérea y efímera. Sobre él, cardos blancos que continúan acentuando este efecto. Las copas en vidrio antiguo en verde oliva, a juego perfecto con las hojas de cactus, que se encuentran sobre servilletas negras, suman un leve toque de color, perfecto para esta combinación básica y elegante. El dorado de los cubiertos y las velas son el cierre perfecto de esta boda.

No sería ideales nuestros cactus para esta boda?

Nota Original de http://greenweddingshoes.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.